Ireland's First Postcode (1852)

As part of Griffith's Valuation of Ireland, the 1852 volume for Cork presents an interesting "postcode" map of Cork which divides the city into a grid and further subdivides each cell in the grid.

 

Al amanecer, el Movimiento Comunitario Pluricultural

El sábado 21 de septiembre, al amanecer, el Movimiento Comunitario Pluricultural hizo su acto lleno de ritualidad de lanzamiento de campaña para las elecciones del 27 de octubre pxoximo.
El lugar elegido fue el Abra de la Cruz, camino a Cochinoca, unos 20 km de tierra por la ruta pcial Nº 71, el corazón de la Puna, escenario de la victoria india en la Batalla del Abra de la Cruz a fines del año 1873.
El momento era oportuno en correspondencia con una antigua celebración prehispánica, el qollaraymi, cuando se recibe los primeros rayos del sol en el equinoccio de la primavera.
La luna llena en un cielo limpio de azul nos recibía a medida que íbamos llegando, eran casi las 7 de la mañana cuando comenzó el acto de lanzamiento de campaña, sobre una meseta alta los organizadores esperaban al sol en ronda con el abuelo fuego, hacia el oeste el pueblo antiguo de Cochinoca cuya existencia data de antes del 1500, hacia el sur una gran Cancha inmensa, escenario de la Victoria india en la batalla de Abra de la Cruz contra las fuerzas militares del reciente estado argentino. Hacia el este el sol se anunciaba en un cielo de arco iris como una wiphala desperezándose, JALALLA! era la primavera.
El acto comenzó con los primeros rayos del sol cara a cara con la luna que se iba yendo por Cochinoca, el orador del acto saludo a los espíritus del amanecer, a los espíritus de los antiabuelos y a todo su linaje destacando el valor y el coraje indio y dijo:
"Durante siglos venimos escuchando una mentira: que todos somos iguales, eso no es cierto porque todos somos diferentes, es tiempo de marcar esa diferencia en nuestros actos, en nuestra vida, es tiempo de volver a ser nosotros mismos"_
El aire se llenaba de gritos de alegría, JALLALLA!
Eramos unas cien personas, estaban presentes todos los candidatos elegidos por cada comunidad en asamblea, las comunidades y simpatizantes, los medios de comunicación y radios comunitarias y nuestra revista.
Ciertamente el lanzamiento de campaña marcaba la diferencia, habían un solo colectivo y menos de diez vehículos entre camionetas autos y motos estacionados en el camino, no había parlantes, ni micrófonos ni estridencias. El Movimiento Comunitario Pluricultural va representando a las comunidades de Yavi, Abra Pampa, Rinconada, Cochinoca, Tilcara, Humahuaca, el pueblo Ocloyas de las tierras altas y en los valles El Talar, Perico, Palpala con organizaciones urbanas y rurales, se destaca que van solos como movimiento sin realizar alianzas con otras fuerzas políticas.
     Luego de recibir al sol con alegria el que oficiaba de orador, el tilcareño Jose Uriarte, hablo de jerarquías y respeto a la autoridad de los mas ancianos de las comunidades invitándolos a formar el primer circulo alrededor del fuego presidiendo la ceremonia, los demás estábamos formando círculos detrás, y atajando el viento y el frío un ultimo circulo de hombres y mujeres de la tierra. Entonces el orador habló del respeto a los futuros dirigentes, dijo que este nace del buen proceder como representantes del pueblo y que su autoridad es legitimada por las asambleas comunitarias, luego el aire se llenó de perfume a Coa y comenzaron a repartirnos coca y un cigarro a cada uno de los presentes para compartir entre todos mientras el sahumerio purificaba el aire ya amanecido, alegres y livianos conversabamos entre nosotros en una breve pausa siempre cuidando de no romper el circulo alrededor del fuego
El acto continuó con la presentación mutua de cada uno, circulando en la ronda en ambas direcciones, diciendo nuestros nombres y saludándonos en un corto y claro abrazo donde se encontraban nuestros pechos hora a la derecha, ora a la izquierda brevemente, siempre con alegría y exclamaciones JALLALLA! a cada rato.
Luego los ancianos sahumaron a cada integrante y retomando la ronda el orador recordó el dolor y la muerte de los ancestros que fueron derrotados militarmente en la batalla de Quera, en enero de 1874, fue un momento conmovedor donde se recalcó los siglos de resistencia. Dijo don Jose Uriarte que este era el tiempo de la unión de las comunidades, de la visibilidad de los hombres hijos de la tierra, del buen vivir. En ese preciso instante un cóndor sobrevoló nuestras cabezas durante varios segundos, todos miramos señalando maravillados la majestuosidad del ave, los abuelos hablaron de las sincronicidades del cosmos:
 "Los espíritus de los abuelos que habitan estas tierras están contentos de ver su linaje fuerte y unido" dijo el orador,  el momento es propicio dijeron, las señales así lo anuncian, explicaron. El acto estuvo todo el tiempo cargado de esa ritualidad espontanea.
 En el cielo las nubes parecían jirones de colores con el viento, el sol estaba cara a cara con la luna, la luz caía suave sobre toda el Abra iluminando los colores de la puna, las tolas, el monte de queñua, los cerros, los rostros kollas, el pueblo de Cochinoca. A cada rato repetíamos alegres, JALLALLA!
A continuación los organizadores del acto de lanzamiento de campaña del Movimiento Comunitario Pluricultural repartieron cuatro volantes a cada uno donde estaban las letras de las canciones del movimiento, entonces al compás de la guitarra del candidato a concejal de Tilcara, el  músico Jose Luis Quispe, cantamos juntos: "Cinco siglos resistiendo, cinco siglos de coraje, manteniendo siempre la esencia, esa esencia que es semilla se hace una con el sol y en la Pachamama florece" entre otros alegres himnos que entonábamos todos con alegría.
Un grupo electrógeno llenó el aire con música de los Kjarkas, Bruno Diaz, Los Chalas y el Taki Ongoy de Víctor Heredia y bailamos un buen rato manteniendo una ronda de muchos anillos alrededor del fuego, ya era media mañana y nos invitaron a desayunar una mate cocido con pan y miel allí nomas al costadito del fuego que los organizadores mantenían vivo como también cuidaban las brasas del sahumerio. Gentilmente la música se detuvo para que desayunáramos conversando y bromeando entre nosotros siempre con amabilidad y respeto.
De regreso al sitio que el fuego presidía formamos una media luna de cara al este, siempre en varios anillos, repartieron chicha de maíz y coca y el orador invitó a cada uno de los candidatos a presentarse comenzando por los suplentes y terminando por los candidatos a diputados.
Ante el abuelo fuego, el sol  y la Pachamama hicieron una breve ofrenda de coca, se presentaron son sus nombres, el de su comunidad, explicaron su propuesta política y juraron respetar y cumplir con su palabra:_" si así no lo hiciere que el abuelo fuego y la pachamama me lo demanden"_ terminaban.
Esta ceremonia transcurrió hasta el mediodía cuando nos invitaron a compartir un almuerzo en el pueblo de Cochinoca al termino del cual nos trasladamos al pueblo de Abra Pampa donde los vehìculos se detuvieron antes de la entrada de pavimento y una caravana de a piè con las banderas wiphalas, con la bandera argentina celeste y blanca con las malvinas incluidas y con la bandera blanca del collasuyo con sus cintas de colores y la chakana en la punta entró caminando por Abra Pampa donde los esperaba una centena de simpatizantes con quienes dieron una vuelta por la plaza del pueblo para concluir el acto partidario con la presentación de cada candidato ahora sí, con micrófonos y altavoces.
El acto terminó a las seis de la tarde y ciertamente marcó la diferencia de otras formas de hacer polìtica. No quedaron las calles llenas de papeles y volantes, no se taparon las acequias de basura, no se repartió, por el contrario, se compartió; no hubo estridencias ni pancartas hechas en serie, no se despotricó contra ningún partido o candidato, no hubo vigilancia ni policías ni vandalismo ni borrachera ni colectivos pagados con participantes pagados ni pegatinas en los cerros ni pintura en las antiguas pircas. Los organizadores dieron por finalizado el acto agradeciendo la presencia y remarcando la diferencia en la política del buen vivir, "es tiempo de volver a ser nosotros mismos" decía en la pancarta que doblaban prolijamente a la caída del sol del primer día de la primavera en la Puna Jujeña.   
CLARA CORTE